Buenos días a todo Yautepec, padres y madres de familia:

Me duele al igual que a todos ustedes lo que está pasando y ha pasado otra vez en nuestro querido Yautepec, el mío es un dolor grande, viene con mucha responsabilidad y obligación de respuesta a la confianza que ustedes han puesto en mi.

¿Palabras? No las hay, mis condolencias se quedan cortas para la familia, para todas las familias que esta maldita delincuencia les ha arrebatado a un ser querido, es la muerte en vida…

He tomado como ustedes no lo saben, medidas para que nuestro municipio sea resguardado aún más, por fuerzas militares y federales. Es una línea muy delgada entre proteger, cuidar y al mismo tiempo respetar las libertades civiles de todos, a nadie le gustan los retenes, las revisiones, los operativos, todo lo que me han expresado en la calle y reuniones.

Lo que si quiero que sepan es que hoy por hoy estoy enfocado en las familias, en la prevención, por favor ayúdenme todos!! éste tarea no la podré hacer solo, ni yo, ni nadie.
Yo estaba ahí en la celebración, como todos ustedes, como todos los que deseamos un rato sano de esparcimiento, entre decenas de familias, y pasó ésta maldita tragedia, impredecible para cualquiera, o ¿alguien hubiera podido adivinar lo que pasaría?
Solo les puedo asegurar que mi mayor esfuerzo y capacidad de convocatoria para el bien de Yautepec lo estoy poniendo.
Mis condolencias a las familias con las que ya he tenido contacto y, con las que no, les digo que aquí estoy para ustedes, saben al igual que toda la gente, que hoy y Siempre cuentan conmigo y mi familia.

Su amigo: Agustín Alonso Gutiérrez.

Por Pulso .