Todo indica que cambiaron las formas pero no el fondo y como ejemplo claro está la consulta ciudadana llevada a cabo en el Estado de Morelos dónde se vio un mapachismo electoral muy marcado con acarreo de personas llevadas a las urnas en varios municipios para votar en favor del sí para la tan cuestionada termoeléctrica.

Luego de haberse computador más del 95 por ciento lo dijo Andrés Manuel López Obrador está mañana 33 mil 174 ciudadanos le dieron el si a la Termoeléctrica mientras que un poco más de 22 mil la rechazaron.

También habrá que destacar el bloqueo y la quema de urnas de los opositores y la confrontación que utilizaron para que instalaran casillas en algunos puntos.

Ahora vendrá lo mejor, que medidas tomarán quienes se han opuesto a esta planta generadora de energía y que está dispuesto hacer el gobierno para echarla a andar, o el seguir con el dialogo o es la represión como sus antecesores.

Por Pulso .