«EL GOBER PRECIOSO» MARIO MARÍN ES DETENIDO

ES ACUSADO POR LA TORTURA DE LA PERIODISTA LYDIA CACHO

Mario Marín Torres exgobernador de Puebla mejor conocido como el «GOBER PRECIOSO» fue detenido este día en Acapulco, Guerrero, por las acusaciones de la presunta tortura de la periodista Lydia Cacho.

El GOBER PRECIOSO fue gobernador de Puebla entre 2005 y 2011 y fue detenido elementos de la Fiscalía General de la República (FGR).

El 16 de diciembre del 2005, Lydia Cacho fue detenida por los delitos de difamación y calumnias, después de que en su libro Los Demonios del Edén denunció la existencia de una red de pederastia encabezada por el empresario Jean Succar Kuri, en donde también salió el nombre de Kamel Nacif Borge.

Oficiales detuvieron a Lydia Cacho en Quintana Roo y la llevaron a Puebla vía terrestre. En el trayecto, la periodista contó que fue torturada psicológicamente por los oficiales, quienes amenazaron a la periodista con abusar sexualmente de ella.

En su testimonio, la periodista mencionó que cuando llegaron a Puebla, el trámite de su propuesta fue lento y tortuoso. La encerraron en un “calabozo inmundo” y le tomaron fotos desnuda al lado de un cuarto lleno de policías judiciales con una mampara transparente de por medio.

Desde el 3 de diciembre de 2020, fueron liberadas de nueva cuenta las órdenes de aprehensión en contra del empresario Kamel Nacif, Mario Marín y Adolfo Karam por el delito de tortura cometido en agravio de Lydia Cacho los días 16 y 17 de diciembre de 2005, como represalia por la publicación del libro Los Demonios del Edén.

Las órdenes giradas el 11 de abril de 2019 habían sido canceladas en noviembre luego de que el Tercer Tribunal Colegiado de Circuito en Cancún, Quintana Roo confirmara un amparo otorgado por el Segundo Tribunal Unitario el año pasado a dichos personajes.

En el marco del cumplimiento de dichos amparos la Magistrada del Primer Tribunal Unitario María Elena Suárez Préstamo volvió a girar las órdenes de captura.

Los tribunales que otorgaron los amparos todavía están en aptitud de revisar y determinar si las órdenes giradas cumplen con los parámetros prescritos en su decisión de proteger al empresario y funcionarios implicados.

Con esta determinación, la Fiscalía General de la República de nueva cuenta tiene la responsabilidad de localizar y capturar a los funcionarios y empresario implicados en la trama para detener arbitrariamente y torturar a Lydia Cacho hace 15 años.

El exgobernador poblano es acusado por el delito de tortura.