DAN EL ULTIMO ADIOS AL NIÑO DE ORO, ENTRE DOLOR Y LÁGRIMAS

Fue sepultado en su tierra natal (San Pedro Apatlaco municipio de Ayala) José Báez, de tan solo 15 años de edad, el cortejo fúnebre fue entre dolor, lágrimas y tristeza, así fue el último adiós de «El Niño de Oro» quien perdiera trágicamente la vida en un jaripeo hace días en Atlixco Puebla, donde un toro de más de 500 kilos le arrebató su temprana vida.

Su despedida fue acompañado de familiares, amigos, jinetes, empresarios y locutores y gente del pueblo.

Fue en un ataúd blanco, con un impresionante larga fila de personas que lo acompañaron a su última morada.

A «El Niño de Oro» se le recordará por su destreza al montar, al portar sus espuelas, pero sobre todo por su valentía, fueron algunas de las palabras que se escucharon durante el sepelio.